TAVELLA, CARNE Y BRASA.


TAVELLA, CARNE Y BRASA.

El sabor a huerta, a mar y los productos locales de calidad son sellos de identidad de Tavella, pero hay uno que destaca por encima del resto: la brasa.

La brasa se ha convertido en el sello indiscutible del restaurante y por las parrillas de Pablo Chirivella pasan cada día grandes piezas de pescado y chuletas de vaca vieja.

IMG_1202-2

Para lograr que el proceso de asado sea perfecto, en Tavella utilizamos maderas de carrasca y naranjo lo que le aporta un aroma muy característico y sabor natural a los productos.

Hoy, hacemos protagonista a la carne de Tavella. La más empleada en el restaurante es la chuleta de vaca vieja con 40 días de maduración de razas españolas rústicas, entre las que destacan la Casina procedente de León y Rubia procedente de Galicia. Este tipo de razas, de maduración, de corte y de buen hacer sobre el fuego producen como resultado una carne de sabor fresco, natural y con una elevada jugosidad. 

IMG_1237

Aunque en muchas ocasiones, y si la pieza lo requiere, se trabajan otras maduraciones que van desde los 30 días, pasando por los 60, 90, 120 hasta llegar a los 300 días de maduración. 

Las piezas llegan a Tavella y aquí Pablo Chirivella se encarga de trabajarlas; desde el corte hasta el asado en las parrillas de Tavella.   

carne1

Durante los últimos años, cada vez más, hemos ido presenciado el auge dado a las maduraciones de la carne. Con esto, el proceso de maduración empleado en las carnes de Tavella siempre es artesanal y se convierte en el responsable de potenciar los sabores primarios y permitir que se encuentren en su punto óptimo de curación. El proceso de maduración se produce de manera lenta y regular en todas las piezas, manteniendo una temperatura y humedad controladas lo que consigue potenciar el sabor y la ternura de cada pieza.

De este proceso de maduración se encarga Vacum, nuestro principal proveedor -una de las empresas cárnicas más relevantes de España y de maduración con procesos naturales-. Del mismo modo, las vacas de las que procede nuestra carne se tratan de animales criados en libertad, que pastan en frescos prados ubicados a partir de los 1.400 metros de altura.

cald4

Las vacas son tratadas por los pastores con sumo cuidado y cariño. Mantienen una vida relajada, feliz y se alimentan de forma natural. Todo esto nos da como resultado una carne con una grasa exquisita, que a menudo cuenta con aromas y sabores a hierbas aromáticas como enebro en verano, brezo en primavera, lavanda o romero.

 Origen, entorno y tradición están presentes en Tavella desde el producto hasta la intensidad en su sabor.

+ There are no comments

Add yours